martes, 31 de mayo de 2016

Latte art capuccino cream in scrub de TonyMoly

En el post de hoy os voy a hablar sobre mi experiencia con la mascarilla facial Latte art capuccino cream in scrub de TonyMoly. La tenéis en Primor (aunque siempre está agotada) y también la he visto en web de korean queens por unos 18 euros.

La marca nos dice que está formulada con extracto de café, proteínas, acetilhexapéptido 8 y cafeína, lo cual va a limpiar nuestra piel en profundidad, limpiando y desobstruyendo los poros y eliminando las células muertas gracias a su efecto calor.
Latte art capuccino cream in scrub de TonyMoly
Desde luego es un exfoliante más enzimático que mecánico porque los granulos no los ves por ningún lado, es más, es una crema bastante densa y tirando a pegajosa.
El olor a café es sin duda una de las mejores cosas que tiene esta mascarilla (si os amantes de esta bebida tenéis que olerla). Yo no tomo café porque me sienta fatal pero el olor a café recién hecho me encanta y me relaja a partes iguales, por lo que usar esta mascarilla se convirtió en todo un ritual.
Al ser tan untuosa, es bastante difícil de retirar, por lo menos según mi opinión, y por eso yo me la echaba justo antes de entrar en la ducha con la piel seca, me lavaba el cuerpo, y después me la retiraba con agua dando antes un pequeño masaje en círculos.

Los resultados no han sido los que esperaba la verdad...notas la piel más suave y algo hidratada durante varios días, pero notaba que me dejaba los poros todavía más dilatados y tampoco los notaba más limpios por lo que en ese aspecto no me parece demasiado recomendable.

Os confieso que yo también la he usado para el cuerpo ya que todas sabemos que la cafeína y el café van súper bien para le piel de naranja..así que me la aplicaba en la cara exterior de los muslos y en culete y la verdad es que me deja la piel muy tersa. 
Latte art capuccino cream in scrub de TonyMoly
Un punto muy bueno es que a pesar de ser un tarro relativamente pequeño, no necesitas usar gran cantidad de producto y te puede durar perfectamente varios meses.

Además, el packaging es una auténtica monada y ya le tengo varios usos adjudicados en cuanto termine por completo lo que me queda.

La espátula que trae me parece que aunque queda muy mona, es un poco inútil, puesto que no reparte bien la mascarilla y al final acabas con mascarilla por todos lados menos en tu cara, así que yo la cogía con los dedos directamente.

No volvería a repetir con ella pero me siento muy tentada de seguir probando nuevos productos de Tony Moly, y parece ser que son un éxito porque siempre están agotados en todas partes.

¿Habéis probado algo de esta marca que me queráis recomendar? ¿Cuál es vuestra mascarilla favorita?

Si os ha interesado este post seguro que también os interesan éste y éste.

Recordad que os espero por twitter y por instagram :) y si os ha gustado el post no dudéis en compartirlo. Me haríais muy feliz!

1 comentario :

  1. Que curiosa esta crema pensé que tendría gránulos, me recuerda por la textura al jabón negro jajaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Chicas por favor, no dejéis los links de los blogs en los comentarios. No me molesta que pongáis el nombre, que comentéis que estáis de sorteo o vuestra review o que pongáis el enlace pero sin que contenga el link porque eso nos puede perjudicar a ambas. Aquellos comentarios que no lo cumplan serán eliminados.